Formas de vivir, formas de morir / Ways of living, ways of dying


26 Nov
26Nov


Lee Speary, la protagonista de esta historia con su marido, Bill (foto publicada con permiso de su familia

Alguien me dijo que la inter-generacionalidad estaba por todas partes en mi vida. Lo que empezó como un comentario casual parece que se está convirtiendo en realidad.

 

Tengo un amigo que vive en Estados Unidos con quien comparto muchos temas. Uno de ellos es, por supuesto, la inter.generacionalidad. Cuando me contó la historia de su suegra, me pareció muy tierna. ¿Quién decide de qué forma se ha de vivir el duelo de una persona amada?

 

Le pedí permiso para traducir su mail y aquí os lo dejo:

 

“La madre de mi mujer falleció en 2017 a la edad de 95 años. Bromeó durante años que quería vivir hasta los 100, para entonces ser congelada y enviada al espacio. Décadas más tarde, con los avances médicos, podría ser curada y las personas podrían vivir muchos años más. En ese momento, podría ser devuelta a la tierra y descongelada para así vivir mucho más tiempo.

 

Bueno, este tipo de servicios no son actualmente posibles, por desgracia. Pero…después de su muerte, su cuerpo fue incinerado. Sus hijos (mi mujer y sus dos hermanos) decidieron contratar unos servicios que, en parte, cumplía sus deseos de ser enviada al espacio. Tras un año de espera, el lanzamiento está programado para el 19 de noviembre de este año. Viajaremos a Vandenburg Air Force, California, Nos marcharemos el 16 para ver el lanzamiento el 19.

 

El satélite estará en orbita durante algunos años y tendremos una app en el móvil que nos indicará su posición en la órbita. Con el tiempo, el satélite estará más próximo a la tierra y llegará un momento en que el satélite se desintegrará en la atmosfera a alta velocidad y brillará como una estrella fugaz. Será un final espectacular para una gran dama.”


Someone told me that intergenerationality was everywhere in my life. What began as a casual comment seems to be coming true.

 

I have a friend who lives in the United States with whom I share many issues. One of them is, of course, intergenerationality. When he told me the story of his mother-in-law, I found it very tender. Who decides how to live the grief of a loved one?

 

I asked him for permission to translate his mail and here I leave it to you:

 

"My wife’s mother passed away in 2017 at the age of 95.  She had joked for many years that she would live to be 100, then get frozen and shot up into space.   In the coming decades, medical technology would progress so that all diseases could be cured and people could live to a much older age.  At that point, she would be brought back to earth and unfrozen, and then she would be able to live for a very long time. . . .

 

Well, that type of service is unfortunately not available today for her.  But . . ..it turns out that there are now services that allow one’s ashes to be shot into space, and put into orbit. So . . . . after she died, her body was cremated. Her children (my wife, two brothers) paid a fee so that a small amount of her ashes could be shot into space.  After waiting a year, the launch is finally scheduled for Nov. 19th.  We will be traveling to Vandenburg Air Force Base in California, leaving Nov. 16th, to watch the launch on the 19th. 

 

The satellite will be in orbit for some years, and we will be have an app on our phone so that we can track the satellite as it orbits.  Over time, the satellite’s orbit will bring it closer to the earth and eventually the satellite will drop through the atmosphere at high speed and light up like a shooting star.  This will be a spectacular end for a great lady!!




 




Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.